SAPIENS. Una breve historia de la Humanidad

Yuval Noah Harari (Historiador israelí)

 

El  argumento principal es que Homo sapiens domina el mundo porque es el único animal capaz de cooperar flexiblemente en gran número, gracias a su capacidad única de creer en entes que existen solamente en su imaginación, como los dioses, las naciones, el dinero o los derechos humanos. Harari afirma que todos los sistemas de cooperación humana a gran escala —incluidas las religiones, las estructuras políticas, las redes comerciales y las instituciones jurídicas— se basan, en última instancia, en ficción. Algunos de los argumentos que Harari somete a consideración del lector son:

que los sapiens prehistóricos llevaron a las otras especies del género homo (todas humanos), como los neandertales, a la extinción;

que los sapiens son los responsables de la extinción de la mayor parte de la megafauna original en Australia y en América cuando llegaron allí;

que la revolución agrícola, que comenzó con la promesa de mejorar las condiciones de vida, resultó en realidad una trampa para la mayoría de las personas, aunque multiplicó la población humana;

que la agricultura se originó en al menos cinco sitios independientes distintos, y no en uno solo;

que el hombre no domesticó el trigo, sino que el trigo ha conseguido que el hombre cuide de él y se extienda por todo el globo, en lugares donde nunca hubo;

que eran más felices los recolectores-buscadores que los agricultores... aunque eso no significa que su vida haya sido mejor;

que la dieta de los recolectores-buscadores era más variada que la de los agricultores;

que el dinero es un sistema basado en la confianza mutua; no se trata de que cada quien crea en el dinero, sino de que crea que los demás creen en el dinero;

que los sistemas políticos y económicos son en realidad religiones, más que teorías o ideologías económicas;

que el imperio ha sido el sistema político de más éxito de los últimos dos mil años;

que el dinero, los imperios y las religiones son los poderes que unifican el mundo;

que gran parte del éxito de Homo sapiens (el tipo de humano que sobrevivió) se debe a su capacidad de cooperar a gran escala, lo que logra principalmente a través de los poderes unificadores (dinero, imperio y religiones);

que el tratamiento de los animales domesticados es uno de los peores crímenes de la historia;

que la gente no es mucho más feliz hoy que en épocas pasadas,7​ y

que los humanos sapiens están actualmente en proceso de convertirse en dioses, a causa de nuestra capacidad de crear la vida.